jue., 23 de ene. | Lotus consciencia sana

Espacio de oraciòn y meditaciòn

Rosario Holìstico por Cristina Garcia.
Se ha cerrado la posibilidad de registrarse
Espacio de oraciòn y meditaciòn

Horario y ubicación

23 de ene. de 2020, 12:00 p. m.
Lotus consciencia sana, Cl. 108 #14B-49, Bogotá, Colombia

Acerca del evento

Es un espacio que facilita recordar reglas de vida basadas en el amor, a través de plegarias ecuménicas y apartes del Rosario. Desarrollo de la Práctica 1. Meditación. Se inicia con un momento de meditación guiada, con respiración consciente, se invoca la energía del amor, el Espíritu Santo y María Madre, se prepara el cuerpo y el corazón para el espacio de oración. 2. Bendición. Nos recuerda nuestro origen divino (la vertical) y nuestro origen terrestre (la horizontal), que Jesús con su camino la transformo en un símbolo de bien-decir.

3. La Gran Invocación. Se reza la gran invocación, plegaria que “Personifica la intención divina y resume el propósito del Plan para la Humanidad”.

Desde el punto de Luz en la Mente de Dios Que afluya Luz a las mentes de los hombres; Que la Luz descienda a la Tierra. Desde el punto de Amor en el Corazón de Dios, Que afluya amor a los corazones de los hombres; Que Cristo retorne a la Tierra. Desde el centro donde la Voluntad de Dios es conocida, Que el propósito guíe a las pequeñas voluntades de los hombres, El propósito que los Maestros conocen y sirven. Desde el centro que llamamos la raza de los hombres, Que se realice el Plan de Amor y de Luz Y selle la puerta donde se halla el mal. Que la Luz, el Amor y el Poder Restablezcan el Plan en la Tierra. 4. Reflexión-Intención. Previo a la oración de cada decena se invita a una reflexión y a enfocar la atención en esa intención: por ejemplo: la salud (se traen a la memoria las personas sobre las que invocamos salud y se visualiza ese estado). La primera decena es en gratitud por la vida, por el momento presente y por la tierra como la madre que nutre a todos los seres. 5. Oración. Se hace oración 5 decenas así:

Dios Te Salve María, llena eres de Gracia El Señor es contigo, bendita tu eres, Entre todas las mujeres y bendito es el fruto de tu vientre Jesús Santa María, Madre de Dios y de nosotros Enséñanos a vivir desde el Amor, ahora y siempre por los siglos de los siglos. Ámen (no amén sino ámen)

6. Padre Nuestro. Se concluyen cada una de las primeras 4 decenas con el Padre nuestro tradicional. Padre nuestro, que estás en el cielo, santificado sea tu Nombre; venga a nosotros tu reino; hágase tu voluntad en la tierra como en el cielo. Danos hoy nuestro pan de cada día; perdona nuestras ofensas, como también nosotros perdonamos a los que nos ofenden; no nos dejes caer en la tentación, y líbranos del mal. ámen. 7. Oración final. El ultimo Padre nuestro es la versión original en arameo traducida al castellano que dice así: Padre-Madre, Respiración de la Vida ¡Fuente del sonido, Acción sin palabras, Creador del Cosmos! Haz brillar tu luz dentro de nosotros, entre nosotros y fuera de nosotros, para que podamos hacerla útil. Ayúdanos a seguir nuestro camino respirando tan sólo el sentimiento que emana de Ti. Nuestro Yo, en el mismo paso, pueda estar con el Tuyo, para que caminemos como Reyes y Reinas con todas las otras criaturas.

Que tu deseo y el nuestro, sean uno sólo, en toda la Luz, así como en todas las formas, en toda existencia individual, así como en todas las comunidades. Haznos sentir el alma de la Tierra dentro de nosotros, pues, de esta forma, sentiremos la Sabiduría que existe en todo.

Se ha cerrado la posibilidad de registrarse

Compartir este evento