Mónica Novoa

Foto Monica NovoaDesde hace algunos años, una pequeña voz me hablaba en mi corazón y me insistía en que el trabajo o la labor a la que me dedicaba en ese instante no era la adecuada para el cumplimiento de mi misión de vida. Con el correr del tiempo, este sentir y esa voz angelical se hicieron más fuertes, logrando su objetivo, el que yo renunciará a mi trabajo como Jefe Financiera en una entidad estatal. Al momento de estar fuera, sentí una gran liberación de mi alma, y que la libertad hacia parte de mi nuevamente, sin embargo la duda, el miedo y el temor al que me iba a dedicar para apoyar económicamente a mi familia, me hacía desfallecer en algunas ocasiones. No obstante a lo anterior, solamente fue alejarme de ese mundo de envidias, competencias y tensión para comenzar a entender a esa voz que me hablaba permanentemente, inicie leyendo, buscando el ¿por qué?  Y a través de diferentes terapias y consultas angelicales, espirituales y sicológicas,  finalmente centre mi atención y mi intención en seguir ese llamado que la luz divina me estaba haciendo, y abrí mi corazón para permitir que esa entidad del cielo, me dictará cada uno de los mensajes que tenía para la humanidad. Fueron largos meses de dedicación para purificar y alinear mi canal, y tener la certeza que cada Mensaje de la Madre María era una ayuda para el mundo actual en el que estamos. Me dedique tiempo completo a escribir y a transmitir su luz y su amor, y que mejor vía que las redes sociales para ello. La hermandad Blanca fue y es mi gran aliada en ello, sus mensajes comenzaron a llegar a cada rincón del planeta tierra y los seres humanos comenzaron a pedir su ayuda vía email. No dejaba de sorprenderme que cada palabra de ayuda o auxilio fuese atendida inmediatamente por ella, fueron días hermosos de responder y ver como ella daba las respuestas oportunas, exactas y necesarias para alimentar la alegría de cada persona que la buscaba.

Después de varios meses de pasar mi tiempo dedicada a recibir sus mensajes y ayudar a quienes lo pedían, acepte trabajar en cumplimiento de mi misión de vida. Comencé a atender consulta en la Casa de los Ángeles, donde Patricia y todo su hermoso equipo de trabajo me abrieron su corazón para ayudarme a crecer y tener confianza en el don que se había vuelto a activar en mí ser. Los primeros días no fueron fáciles, pues mi profesión de economista no me daba la habilidad para atender pacientes, sin embargo, yo no hacía mucho, solamente recibía a la persona que venía a sentir y recibir el mensaje de la Madre María, y luego ella se encargaba de lo demás, permitiendo que cada uno de mis consultantes saliera lleno de amor, salud  y esperanza. Sin embargo, mi racionalidad me exigía estudiar para ganar confianza principalmente, y fue allí donde hice todos los pasos de la escuela Kryon de Alemania y me certifique como entrenadora para Colombia. Los pasos fueron una ayuda para activar y resaltar cada uno de mis dones.

Transcurrido un tiempo, llego a mis manos de la manera más extraña el libro de la “Reconexion – Sana otros sanate a ti mismo” del Dr. Eric Pearl, y su lectura me hizo tener el deseo de certificarme y tomar sus seminarios para convertirme en practicante de Sanación Reconectiva. El universo una vez más se alineó y se encargó de llevarme al lugar que me correspondía, de tal manera que aunque el Dr. nunca había dictado un seminario en Colombia, justo ese año vino por primera vez. El asistir a este maravilloso evento me dio fuerza para dedicarme el 100% de mi día a realizar sesiones de sanación y a continuar con las canalizaciones de la Madre María. Convirtiéndome hoy en profesora y Mentor de la Reconexión, lo cual me permite viajar y asistir al Dr. Eric en sus seminarios a nivel internacional, un sueño más hecho realidad.

Pasado un año y medio de estar feliz trabajando en la Casa de los Ángeles, realizando consultas y dictando los cursos de Kryon, el 13 de mayo del 2011, Patricia me llamo a su consultorio y me dijo que era momento de volar por mí misma, “Monta tu Casita”, tienes demasiada luz para estar aquí, fueron sus palabras.  Ese momento fue uno de los golpes más duros que he recibido, porque por primera vez estaba feliz y plena en lo que hacía y me estaban despidiendo de una manera que no entendí en eso entonces. Mi ciclo se había cumplido en este hermoso lugar, pero el miedo no me dejo montar mi casita como ella sugirió, así que me fui a otro lugar donde coloque mi consultorio. Ahora solamente trabaja con personas que eran del sector salud, allí lo espiritual no era muy reconocido ni aceptado, pero poco a poco comencé a hacerles ver que esto era importante. Un año después, nuevamente el universo actúo y comenzaron a ocurrir sucesos cuyo único propósito era que yo me animará a abrir mi propio lugar, y es así como con la ayuda de mi esposo, mi suegro y dos de sus grandes amigos decidimos construir Lotus Consciencia Sana. Todo se fue dando de la manera perfecta, la ilusión de comprar camillas, sillas, libélulas, pintar paredes y colocar todo mi amor en cada pared de esta casa permitió que Lotus naciera y que inauguráremos nuestra sede al público el 1 de septiembre de 2012.

Han sido un sin número de experiencias, desde la formación de un grupo de terapeutas acorde con nuestra misión de vida, de servicio, entrega y amor hacia la humanidad, proceso dentro del cual algunos han volado por sí mismos, otros se continúan fortaleciendo y cada día se hacen más parte, y su vez llegan hermosos seres para completar nuestra familia. Y es así como hoy podemos tener la certeza que cada uno de quienes estamos trabajando en este espacio tenemos un mismo propósito, ayudar a la humanidad en su crecimiento y evolución, para que cada día seamos más felices, mejores seres humanos y contribuyamos en la construcción de un mejor mañana para el planeta tierra y en general para la humanidad.

Mi invitación es que nos conozcas, a vivir tus propias experiencias con nuestros diferentes procesos, a asistir a nuestros talleres y eventos, algunos con contribución económica, otros de entrada libre, o a programar cita con cualquiera de nosotros, quienes desde nuestro amor y propia experiencia de vida te ayudaremos en la tuya.

Con mi más sentido de gratitud, porque sin la existencia de ustedes nuestros clientes, Lotus no podría existir.

 

MONICA NOVOA

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *