Jesús 28 de septiembre (2)

La inmensidad del Universo

Tu mundo, es tan grande como tú mismo, como tú misma lo quieras crear. Las limitaciones son impuestas por tus propias creencias, los bloqueos ayudan a que te cierres o te expandas tanto como desees. Esto quiere decir que si de ti depende la inmensidad de la realidad, tu eres esa misma realidad, quiere decir que la realidad está dentro de ti. Podrás pensar en este momento que entonces hay muchas realidades, cuantos seres humanos, por solo hablar del planeta Madre Gaia, haya. La respuesta es cierta y relativa. Es verdad que cada quien puede contemplar, cambiar y continuar creando su propia realidad, pero también es verdad que esta realidad depende de que tan lejos te entrenes para observar y contemplar. Más a la distancia, para que me entiendas en tu campo de pensamiento, podrás contemplar un espectro más grande, mayor diversidad, y entonces podrás evaluar la realidad como una riqueza superior, en la medida que a menor distancia tu abstracto será menor. Pero es tu mundo el que sobre vive en nuestro Universo, porque es tu realidad la que existe en las Leyes que el Gran Espíritu ha creado. A pesar que hoy no puedas modificar estas reglas, llegará el día en que te corresponda, por Derecho propio, ser un Gran Espíritu, y entonces tu realidad será la misma inmensidad de tu Universo.

 

Hoy, entiende y acepta, vive con esta certeza, que tu realidad, tu consciencia, son parte y hacen la construcción del Universo, en el que avanzas como ser espiritual en búsqueda de la iluminación.

 

Yo soy tu hermano, tú eres mi hermano.

 

Ehey Asher Ehey, Ehey Asher Ehey, Ehey Asher Ehey,

 

Y así es.

 

Yo soy iluminación, Jesús.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *