Carolina Méndez

IMG_0993Desde pequeña siempre me interesé en conocer más allá delo que existía en el mundo visible, así llegué a los libros de Metafísica de Conny Méndez y mi visión se amplió de manera maravillosa al saber que no es sólo lo que podemos tocar y palpar, sino que existe un universo que nos regala día a día las oportunidades, eventos y milagros que hacen hermosa la existencia.

La vida transcurrió con un paralelismo entre la educación formal y las lecturas sobre la llamada nueva era, hasta que hace un poco más de 7 años la enfermedad de un ser querido sacudió mi mundo y me hizo volcarme a la aplicación de “tratamientos metafísicos”, invocación de los ángeles de la sanación, etc; en medio de esta situación se dio la oportunidad de conocer la Sanación Pránica de la manos de un grupo de personas sublimes y amorosas que ayudaron a este ser querido a entender su proceso, reconciliarse con la enfermedad, con la vida, con sus amores y lograr perdonar eventos antiguos. Fue tal la transformación de esta persona que decidí estudiar esta forma de ayudar a los demás; y es así como descubrí que la Sanación Pránica es una técnica que con el uso de las manos y sin tocar al paciente permite retirar la energía “enferma” y proyectar prana fresco que se canaliza del aire, sol, tierra y/o agua, siendo este prana o energía la que permite la nivelación del cuerpo energético (también conocido como aura) logrando con ello la recuperación, sea de una dolencia física o emocional.

La Sanación Pránica permite entre otras cosas, limpiar el aura de las energías negativas que pueden afectar nuestro día a día, ayuda a reducir los niveles de estrés, mejora las relaciones interpersonales sean estas con familiares, parejas o compañeros de trabajo; se puede lograr la sanación de una enfermedad física o emocional (depresión, tristezas, problemas para dormir, etc) siempre y cuando exista el deseo real de superar esta condición, también se puede obtener paz interior y desconectarse de situaciones adversas.

Es así como desde hace 7 años me he dedicado a aplicar esta técnica de sanación con energía, y he seguido estudiando y leyendo sobre otras que también puedan ayudar a tener una mejor calidad de vida, siendo la Terapia de Respuesta Espiritual y Convergencia Armónica dos herramientas fantásticas que ayudan a eliminar bloqueos (conscientes o inconscientes) que tenemos en áreas tan sensibles como el trabajo, amor, relaciones de pareja o familiares, prosperidad, viajes, negocios, etc; la Terapia de Respuesta Espiritual permite con la ayuda de un péndulo y una serie de gráficos ir investigando aquellos aspectos de nuestras vidas que necesitan ser limpiados o sanados, la Divinidad va marcando el camino y con la aprobación de nuestra alma se van eliminando los obstáculos que tenemos y experimentamos eventualmente.

El resultado que se obtiene con la Terapia de Respuesta Espiritual, es la liberación de la energía que estaba estancada, además se puede tener una comprensión más amplia del por qué ocurren ciertos eventos y de aquello que nuestra alma decidió vivir en este momento. Es una terapia que ayuda a sanar no sólo lo que tenemos consciente, sino que accede al inconsciente y sana desde allí, siendo un proceso profundo de limpieza energética.

Es un regalo de la vida el poder encontrarnos con nuestra vocación y vivirla en cada célula de nuestro cuerpo, y aunque a veces el camino resulte doloroso, el creer que todo ocurre para nuestro mayor bien es una base sólida para seguir adelante y conectarnos con la misión de vida que todos tenemos.

 

Procesos:

♥ Sanación Pránica

Terapia de Respuesta Espiritual

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *